Resumen del movimiento OVOP de Oita

En diferentes regiones del Japón se iniciaron acciones para implementar proyectos, basados en el modelo de Oita. Hokkaido fue la primera región en mostrar interés en el Movimiento, y para finales de la década de los ochenta del siglo XX había establecido el ‘Hokkaido One Village One Product Movement [hokkaidou isson ippin undou]’ para promover la industria y revitalizar las comunidades locales.

La marca o el sello OVOP de Oita llegó a ser ampliamente conocida a través del Japón, y la industria local experimentó un fuerte crecimiento. El número de “productos” registrados bajo el movimiento OVOP creció de 10 productos a una cifra cercana a los 300 en los noventa del siglo XX, y el valor total del transporte de productos, asociados con el movimiento, se incrementó de 10 mil millones de yenes a cerca de 100 mil millones. Adicionalmente, se constituyeron academias para entrenar futuros líderes de la industria local. Dichas academias trataban diversos temas como la agricultura, la educación, la cultura y el turismo (fuente: Ando, T., 2010).

Los conceptos de “global y local”, “autogestión y creatividad” y “desarrollo de recursos humanos”, tuvieron su aparición en forma “primitiva” en Oita, y posteriormente llegaron a ser los principios centrales del movimiento OVOP.

Los bienes debían ser producidos desde un punto de vista no sólo local, sino a partir de estándares nacionales e internacionales; las actividades debían ser dirigidas e implementadas por los mismos ciudadanos locales; el movimiento debía brindar prioridad en cultivar un pensamiento de largo de plazo en los individuos, para inspirar y liderar el movimiento en el futuro; y el gobierno debía proveer solamente un soporte periférico.

Los anteriores ideales hicieron del movimiento OVOP más que un proyecto para producir y promocionar bienes especializados de origen local. De hecho, se trató de un movimiento de carácter integral para la regeneración de las comunidades.

A nivel nacional, el Japón también implementó una política de desarrollo local siguiendo la filosofía del movimiento OVOP de Oita, con una orientación hacia la regeneración o reconstrucción de la tierra patria. A continuación, se sintetizan las principales fases de dicha política nacional:

Primera fase:
  • En la segunda mitad de la década de los ochenta del siglo XX, el Gobierno Nacional del Japón entregó, por una sola vez, una cifra equivalente a un millón de dólares (U$ 1'000.000) a cada Gobierno local -sin importar su tamaño, población o Ingresos- para que las autoridades locales decidieran en qué invertir.
  • La entrega de los recursos se ariunció a través de los medios de comunicación, de tal forma que la comunidad estuviera pendiente del uso de esos recursos.
  • Estos recursos estimularon la conformación de iniciativas autónomas de desarrollo local, y contribuyeron a reducir las brechas entre el Gobierno nacional y los Gobiernos locales.
  • El tema del amor por la tierra natal tocó la sensibilidad del pueblo en diferentes zonas del Japón.

Segunda fase:
  • Los diferentes Gobiernos locales utilizaron los recursos asignados para diferentes propósitos (p, ej.: protección ambiental, apoyar movimientos sociales, disminuir la discriminación social, enviar estudiantes de escuelas primarias para que conocieran paises extranjeros).
  • Alrededor de la política nacional de regeneración, las comunidades locales empezaron a unir esfuerzos para promover el desarrollo. El Gobierno nacional se comprometió a asignar ciertos subsidios, en función de los diferentes Ministerios sectoriales, para apoyar las iniciativas que se estuvieran gestando, asociadas con el movimiento OVOP.
  • En caso de surgir alguna iniciativa innovadora, para la cual no existían recursos adecuados para apoyar su desarrollo, el Gobierno nacional se comprometió a crear herramientas y facilitar los procesos.

Tercera fase:
  • Se realizaron concursos para premiar a los municipios que hubieran hecho "muy bien" la tarea del desarrollo local.
  • Se entregó una cantidad simbólica de dinero junto con un diploma como reconocimiento a los ganadores.
  • Para seleccionar las iniciativas ganadoras no se utilizaron sistemas de evaluación a través de puntuación (indicadores), sino que los miembros del comité de evaluación visitaron las iniciativas para constatar el grado de cohesión social, y conocer sí la comunidad local estaba motivada, y sí la actividad que se estaba adelantando era original y tenía implicaciones regionales.

Finalmente, en el siguiente diagrama se presenta una síntesis de la política de desarrollo local que se originó en la Prefectura de Öita (Japón):

Resumen

Fuente: Tosaki, Y (2010)

Este sitio está diseñado para funcionar correctamente en IE 8.0+, Firefox 6.0+, Google Chrome 20+ y/o Safari 5.1+.